Neem Contact op
nl es

Convivencia

Existen diversas formas de convivencia. Con independencia de la forma que elija, es importante que todas las cuestiones prácticas estén en orden para usted mismo, su pareja, sus hijos y su empresa, lo cual le permitirá disfrutar de su vida juntos sin estas preocupaciones.
Al hacer referencia a las diversas formas de convivencia, ha de pensar en el matrimonio o la pareja de hecho registrada. Cada situación personal es diferente y por ello es importante que tenga acuerdos claros con su pareja, para el caso de que se produzca un cambio en su relación.

Matrimonio

Si usted y su pareja deciden contraer matrimonio, usted está llevando a cabo una importante decisión. La ley establece que a partir de la celebración del matrimonio todos los bienes pasan a ser gananciales. Al morir uno de los cónyuges, la mitad de los bienes y de las deudas se transmiten de forma automática al cónyuge sobreviviente. La otra mitad constituye su herencia. En el supuesto de divorcio, hay que repartir a partes iguales. Pero puede ocurrir que usted o su pareja quieran reservarse determinados bienes o que usted sea empresario y quiera evitar riesgos para su pareja. En estos casos es posible otorgar capitulaciones matrimoniales o acuerdos en el caso de la pareja de hecho registrada. La notario Pérez puede ayudarle en ambos casos.

Acuerdo de convivencia

Si ustedes conviven juntos sin estar casados, entonces no hay previsión legal al respecto. Todos los bienes y deudas son de cada uno de forma separada. No es obligatorio establecer acuerdos cuando se inicia una convivencia, pero sí es recomendable. Cuando quiere pactar algo sobre sus bienes comunes y su vivienda, para el supuesto de cese de convivencia, puede otorgar un contrato de convivencia. Además, la mayoría de los fondos de pensión sólo aceptan un contrato de convivencia como prueba de su relación cuando ha estado conviviendo sin mediar matrimonio.